Descubre la contabilidad y su uso en el día a día.

¿Sabrías explicar qué es la contabilidad exactamente? ¿Tiene una idea sobre ello? En todo caso, nosotros te lo explicamos.

La contabilidad estudia, mide y analiza la situación económica y financiera de una organización o una empresa. Mediante ella se registran todas las operaciones económicas que se realizan, para saber cómo se ha conseguido lo que la empresa tiene, dónde va parte de lo que posee y con cuánto se queda.

Además, ayuda en la toma de decisiones. Tiene como finalidad ofrecer información sobre los datos y resultados que se obtienen en un periodo de tiempo.

Su historia

Sobre la historia de la contabilidad, esta viene de la mano del desarrollo comercial, de la agricultura y de la industrialización. De hecho se dice que esta apareció cuando aún se usaba el método del trueque.

Aun así, el uso de la moneda fue muy importante para que se desarrollase la contabilidad, ya que era muy difícil que se pudiese evolucionar y avanzar en una economía basada en el trueque.

Hay varios hallazgos de diferentes registros procedentes de civilizaciones incas, egipcias y romanas, donde se aprecian salidas y entradas de productos del mercado.

Tipos de contabilidad

Podemos encontrar diferentes tipos:

Según su origen, encontramos la contabilidad pública y la privada.

Según la actividad, podemos encontrar la contabilidad industrial, la comercial, de empresas extractivas y la de servicios.

Y según la información diferenciamos entre financiera, administrativa, fiscal, de costes y de gestión.

La contabilidad en nuestro día a día

Aunque no lo creáis, es algo que está a la orden del día entre todos nosotros. Es muy importante, y realmente necesario tener un control sobre nuestros gastos y nuestros ingresos.

Hay que ser conscientes de las necesidades que se nos presentan, y somos nosotros los que sabremos qué recursos son los que tenemos para hacerle frente a estas.

A través de la contabilidad sabemos si podemos comprar y gastar por gusto y por capricho, o si por el contrario, solo podemos  invertir en lo justo y necesario.

Día a día hacemos uso de esta, ya sea contando la cantidad de comida necesaria y la porción de cada plato, el tiempo que le dedicas a algo, cuanta luz consumes…

Es decir, es un recurso al que recurrimos diariamente para poder tener una buena organización, por lo que no es sólo cosa de empresas y negocios.

La contabilidad es importante, para todos.

Descubre la contabilidad y su uso en el día a día.

¿Sabrías explicar qué es la contabilidad exactamente? ¿Tiene una idea sobre ello? En todo caso, nosotros te lo explicamos.

La contabilidad estudia, mide y analiza la situación económica y financiera de una organización o una empresa. Mediante ella se registran todas las operaciones económicas que se realizan, para saber cómo se ha conseguido lo que la empresa tiene, dónde va parte de lo que posee y con cuánto se queda.

Además, ayuda en la toma de decisiones. Tiene como finalidad ofrecer información sobre los datos y resultados que se obtienen en un periodo de tiempo.

Su historia

Sobre la historia de la contabilidad, esta viene de la mano del desarrollo comercial, de la agricultura y de la industrialización. De hecho se dice que esta apareció cuando aún se usaba el método del trueque.

Aun así, el uso de la moneda fue muy importante para que se desarrollase la contabilidad, ya que era muy difícil que se pudiese evolucionar y avanzar en una economía basada en el trueque.

Hay varios hallazgos de diferentes registros procedentes de civilizaciones incas, egipcias y romanas, donde se aprecian salidas y entradas de productos del mercado.

Tipos de contabilidad

Podemos encontrar diferentes tipos:

Según su origen, encontramos la contabilidad pública y la privada.

Según la actividad, podemos encontrar la contabilidad industrial, la comercial, de empresas extractivas y la de servicios.

Y según la información diferenciamos entre financiera, administrativa, fiscal, de costes y de gestión.

La contabilidad en nuestro día a día

Aunque no lo creáis, es algo que está a la orden del día entre todos nosotros. Es muy importante, y realmente necesario tener un control sobre nuestros gastos y nuestros ingresos.

Hay que ser conscientes de las necesidades que se nos presentan, y somos nosotros los que sabremos qué recursos son los que tenemos para hacerle frente a estas.

A través de la contabilidad sabemos si podemos comprar y gastar por gusto y por capricho, o si por el contrario, solo podemos  invertir en lo justo y necesario.

Día a día hacemos uso de esta, ya sea contando la cantidad de comida necesaria y la porción de cada plato, el tiempo que le dedicas a algo, cuanta luz consumes…

Es decir, es un recurso al que recurrimos diariamente para poder tener una buena organización, por lo que no es sólo cosa de empresas y negocios.

La contabilidad es importante, para todos.

Menú